Sinusitis

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es la sinusitis?en directorio de enfermedades de la a-z de entorno medico

La sinusitis es una enfermedad frecuente que se debe a la infección de uno o más de los senos paranasales (cavidades en los huesos del cráneo).

¿Cómo se contrae?

La causa primaria que conduce a la sinusitis es la obstrucción de los orificios de los senos paranasales. Con esta obstrucción, la circulación sanguínea y la ventilación de la cavidad sinusal son menores, lo que da lugar a un descenso de la PO2 que favorece el crecimiento bacteriano.

La infección puede ser aguda, intermitente o crónica. Los causantes más habituales son las bacterias, aunque etiologías víricas y raramente micóticas también producen sinusitis. El Streptococcus pneumoniae, Haemophilus influenzae y Moraxella catarrhalis son las bacterias encontradas con más frecuencia en los cultivos de exudación (pus).

Las causas víricas comprenden rhinovirus, virus gripal tipo A y virus parainfluenza. En los pacientes inmunosuprimidos pueden producirse infecciones de sinusitis micótica, como la producida por Aspergillus fumigatus.

La sinusitis aguda suele ir precedida de una infección vírica de las vías respiratorias superiores o asociada a pólipos nasales que han bloqueado el drenaje efectivo. Otros factores asociados a la sinusitis son rinitis alérgica, rinitis vasomotora, síndromes de deficiencia de anticuerpos, disfunción ciliar, fibrosis quística, cuerpos extraños e infecciones dentales, etc.

SÍNTOMAS

Los síntomas más frecuentes de sinusitis aguda son cefalea, secreción mucopurulenta y fiebre. Otros síntomas son la epistaxis ( sangrado de nariz), malestar general, tos, hiposmia (falta de olfato), dolor a la masticación y afonía.

En los niños con sinusitis crónica, la tos es la queja más habitual; la fiebre es menos frecuente. Los pacientes con sinusitis crónica presentan por lo general secreción posnasal purulenta, congestión nasal y cefaleas.

Otros síntomas son tos, halitosis y rinorrea crónica. El intenso dolor facial es un síntoma infrecuente en los pacientes con sinusitis crónica. En algunos casos los pacientes no tienen síntomas.

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

La terapéutica médica actual se dirige a tratar la infección y a lograr el drenaje de los senos paranasales. Los antibióticos de elección en la sinusitis, tanto aguda como crónica, son la ampicilina y la amoxicilina; sin embargo, las bacterias productoras de ,B-lactamasa son un problema constante.

Son alternativas válidas la amoxicilina-clavulámico, el cefaclor,el trimetoprim-sulfametoxazol, la cefuroxima, la eritromicina-sulfizoxazol y clindamicina. La duración del tratamiento de la sinusitis aguda debe ser de al menos diez-catorce días y la de la sinusitis crónica de tres-cuatro semanas.

Los tratamientos de apoyo para reducir el edema tisular y aliviar la obstrucción de los orificios sinusales comprenden la administración de descongestivos orales y corticosteroides tópicos.

En los pacientes con rinitis alérgica, la combinación de descongestivos y antihistamínicos puede contribuir a reducir las secreciones. En algunos casos, se usan descongestivos nasales tópicos durante dos a tres días, seguidos de esteroides nasales tópicos, ya que los descongestivos tópicos a largo plazo pueden originar rinitis medicamentosa.

En algunos pacientes con obstrucción nasal significativa y pólipos nasales, se requiere un breve ciclo de prednisona de siete a diez días. Se necesita consulta quirúrgica en los casos de sinusitis aguda complicada, sinusitis insensible a la terapéutica médica enérgica y sinusitis crónica recidivante (más de cuatro episodios al año).

Las intervenciones quirúrgicas deben ir seguidas de tratamiento médico, que comprende el uso de corticosteroides tópicos para minimizar la reaparición de pólipos nasales.

Las intervenciones quirúrgicas comprenden el lavado sinusal, la creación de un orificio ensanchado para proporcionar drenaje efectivo y aireación, y la resección del tejido enfermo.

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736