Luxación Congénita de la Cadera

INFORMACIÓN GENERAL


(Displasia congénita de la articulación de la cadera, Displasia congénita de la cadera)

¿Qué es la luxación congénita de la cadera?en directorio de la a a la z de entorno medico

La luxación congénita de cadera es una malformación de la articulación de la cadera que se presenta en los recién nacidos.

La luxación congénita de la cadera se presenta con mayor frecuencia en el primer hijo, en las mujeres más que en los hombres, y en los productos nacidos de partos pélvicos (vienen de gluteos).

La frecuencia de aparición es de 1 por cada 1,000 nacimientos con una cierta tendencia familiar.

En ocasiones las pequeñas luxaciones pueden pasar desapercibidas y dar sintomatología hasta la edad adulta.

¿Qué lo ocasiona?

La articulación de la cadera está formada por la cabeza del hueso fémur y el acetábulo (es una cavidad en la que encaja la cabeza del fémur) que se encuentra en la pelvis.

La luxación aparece cuando ambas partes se desplazan y no coinciden adecuadamente (no se articulan apropiadamente).

La luxación puede ser importante, es decir que la cabeza del fémur está completamente fuera de la cavidad de la pelvis (acetábulo), o ser menor y sólo estar levemente desplazada.

La causa es desconocida pero lo que si se sabe es que no hay un desarrollo adecuado de la articulación.

SÍNTOMAS

La luxación congénita de cadera puede pasar desapercibida hasta los 40 años. Pero por lo general se detecta al nacimiento, ya que al momento de la exploración se encuentra una disminución del movimiento en el lado afectado, así como asimetría en la posición de las piernas y en los pliegues de los muslos.

Si se deja evolucionar puede llegar a notarse una asimetría en los ángulos de rotación de las piernas y un acortamiento de la pierna afectada.

DIAGNÓSTICO

Como se comentó anteriormente, la luxación congénita se detecta por lo general al momento de explorar al recién nacido. Ya que se practican por rutina una serie de movimientos en todos los productos.

Los movimientos consisten en una rotación y flexión-extensión de la cadera para poder distinguir un chasquido que sugiera una alteración del funcionamiento normal de la articulación.

Para confirmar el diagnóstico se lleva a cabo un estudio ecográfico o de rayos X.

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

El tratamiento va encaminado a la prevención, ya que un diagnóstico precoz reduce los tiempos de inmovilización, ya que el manejo es a base de inmovilización de la articulación, por lo menos en las noches.

Para lograr que la cabeza femoral se mantenga dentro del acetábulo se practica una extensión y giro de los muslos hacia el exterior, lo que se consigue con una férula o con un pañal especial.

Si la luxación es muy importante se puede intervenir quirúrgicamente para reponer la articulación a su estado correcto.

Cuando el tratamiento es correcto y precoz el problema se resuelve en su totalidad.

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736