Esquizofrenia

INFORMACIÓN GENERAL

ESQUIZOFRENIA "Trastornos esquizofrénicos"

¿Qué es la esquizofrenia?

La esquizofrenia (trastornos esquizofrénicos), es un grupo de síndromes que se manifiestan por una alteración masiva del pensamiento, ánimo y la conducta total.

Según los criterios del DSM-III-R, la enfermedad, se inicia antes de los 45 años de edad; los signos deben de ser constantes por lo menos durante seis meses; la enfermedad no va precedida de un síndrome depresivo o maníaco pleno y tampoco no se deben a retraso mental ni a un trastorno mental orgánico.

¿Qué lo ocasiona?

Actualmente se piensa que los trastornos esquizofrénicos tienen una causa multifactorial, con componentes genéticos, ambientales, neuroendocrinos y fisiopatológicos. Puede haber o no, un antecedente de alteración mayor en la vida del individuo (fracasos, perdidas, enfermedades físicas) antes de que sea obvio el deterioro psicótico notable.

SÍNTOMAS la esquizofrenia

Los signos y síntomas varían notablemente según las personas y también en el mismo individuo en distintas épocas. El dato usual es por lo general el desaseo que varía de leve a moderado, aunque la aparición de los síntomas pueden ser caprichosos. La actividad motora suele estar disminuida, aunque los extremos pueden variar desde la excitación con frenesí hasta la inactividad del estupor catatónico.

Socialmente el paciente se excluye notablemente, aunado a una alteración de las relaciones interpersonales y una disminución de la capacidad para experimentar placer, es común la disminución de la autoestima y la dependencia.

El lenguaje de estos pacientes es concreto pero simbólico, con afirmaciones divagantes no relacionadas, a veces relacionada con mutismo durante un episodio agudo. En ocasiones hay neologismos (palabras o frases elaboradas), ecololia (repetición de las palabras dichas por otros) y verbigeración (repetición de palabras o frases sin sentido). El afecto suele ser plano y superficial.

El contenido del pensamiento suele variar de una escasez de ideas a un complejo rico de fantasías delirantes con pensamientos arcaicos.

En algunos casos una pregunta sencilla puede despertar brotes explosivos. Cuando hay ideación paranoide el paciente con frecuencia es irritable y no coopera. Los delirios (creencias falsas) son característicos del pensamiento paranoide y suelen tomar la forma de una preocupación con la conducta supuestamente amenazadora exhibida por otros individuos. Esta ideación puede hacer que los pacientes tomen medidas defensivas activas, como cerrar puertas y ventanas, empuñar armas, cubrir el techo con papel aluminio para contrarrestar las ondas de radio. etc. Los delirios somáticos girar alrededor de problemas de infestación o destrucción corporal.

Las distorsiones perceptuales suelen incluir alucinaciones auditivas, alucinaciones visuales se asocian más comúnmente con estados mentales orgánicos, y pueden comprender ilusiones (deformaciones de la realidad) como figuras que cambian de tamaño y luces que varían de intensidad.

Las alucinaciones cenestésicas (ej. Sensación de ardor en el cerebro, sentir el flujo de sangre en los vasos sanguíneos) son muy comunes. También se pueden presentar sentimientos de miedo, despersonalización (sensación de estar fuera de uno mismo) y temor de aniquilación.

En el episodio agudo aparecen primero las frustraciones y la ansiedad, seguidas de depresión y alienación, junto con menor eficacia en el afrontamiento día a día. Ello conduce con frecuencia a sentimientos de pánico y mayor desorganización, con perdida de la capacidad para probar y valorar la realidad de las percepciones.

Diagnóstico de la esquizofrenia

No existe un método de laboratorio para confirmar el diagnóstico de esquizofrenia. Por tal motivo y antes que todo hay que reconsiderar el diagnóstico de esquizofrenia en cualquier persona en que se haya hecho éste con anterioridad, en particular cuando la evolución clínica ha sido atípica.

Hay que tener cuidado ya que las depresiones psicóticas, los estados mentales orgánicos psicóticos y cualquier enfermedad con ideación psicótica tienden a confundirse con esquizofrenia.

El crecimiento ventricular en el cerebro, observado por TAC, se ha correlacionado con una evolución crónica, deterioro cognoscitivo grave y falta de respuesta a medicamentos neurolépticos

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES de la esquizofrenia

Los pacientes con esquizofrenia a menudo requieren de hospitalización en particular cuando la conducta del paciente muestra una gran desorganización.

Las principales consideraciones son prevenir el daño autoinfligido o el peligro para otros y satisfacer sus necesidades básicas del paciente.

Hay que pensar en una TC en los primeros episodios del trastorno esquizofreniforme y otros episodios psicóticos de causa desconocida.

El manejo farmacológico es a base de antipsicóticos, que es el tratamiento de lección. Sólo puede ser prescrito por un médico Psiquiatra.

El proceso esquizofrénico se complica con el uso de alcohol y de otras drogas de uso recreativo.

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736