Hipercolesterolemia

INFORMACIÓN GENERAL

¿Qué es la Hipercolesterolemia?

La Hipercolesterolemia es una sustancia grasa exclusiva del reino animal que en parte se ingiere con los alimentos y en parte es sintetizada por el hígado. Forma parte de la estructura de las membranas celulares y se necesita para la producción de ciertas hormonas (llamadas esteroideas) y de las sales biliares.

Existe una predisposición hereditaria a sufrir distintos tipos de hiperlipidemias, trastornos en los que hay valores altos de colesterol y de triglicéridos en sangre; obesidad; sedentarismo; dieta rica en grasas saturadas y pobre en grasas poliinsaturadas (aceites vegetales) y fibras; diabetes no controlada; baja concentración de hormonas tiroideas. La concentración de colesterol es disminuida por los estrógenos.

¿Cómo ingresa al organismo la Hipercolesterolemia?

El colesterol de la dieta es absorbido en el intestino e incorporado a los quilomicrones (proteína que sirve para transportar grasas formadas en la mucosa intestinal) los que a su vez transportan triglicéridos. Luego de descargar los triglicéridos en el tejido adiposo, los quilimicrones llevan el colesterol al hígado, en donde una parte se usará como precursor de hormonas o sales biliares, otra parte se eliminará, junto con la bilis, en el intestino y el resto se unirá a lipoproteínas muy livianas (proteínas unidas a grasas de muy baja densidad o VLDL) y pasará a la sangre. El colesterol inhibe su propia síntesis en el hígado cuando la concentración en la sangre es elevada. Sin embargo, este sistema de control puede ser incompleto. Las lipoproteínas de muy baja densidad sufren modificaciones y se transforman en LDL (lipoproteínas de baja densidad) y HDL (lipoproteínas de alta densidad). Cada una de estas moléculas transportadoras del colesterol cumple un papel diferente. Por ejemplo, el colesterol unido a las VLDL y LDL tienen tendencia a depositarse sobre la capa interna de las paredes arteriales formando conjuntamente con triglicéridos y plaquetas los ateromas o placas ateromatosas que disminuyen la luz arterial. En cambio, el colesterol unido a las HDL generalmente es el que sale de los tejidos y es conducido hacia el hígado para su eliminación. Los valores elevados de colesterol implican riesgo de aterosclerosis que puede afectar a las arterias coronarias (las que llevan sangre al corazón) y a las carótidas (que llevan sangre al cerebro) causando infarto de miocardio o accidentes cerebrovasculares. El valor de 225 miligramos por decilitro se toma como valor normal, aunque se considera lo ideal concentraciones del orden de 140 miligramos por decilitro. En los últimos años se ha visto que las concentraciones de la fracción de colesterol unido a LDL o a HDL aportan un pronóstico más certero de riesgo de aterosclerosis que el valor de concentración de colesterol total. Los valores de HDL o colesterol bueno (ya que es la fracción que irá al hígado para su eliminación) deben ser mayores a 40 miligramos por decilitro, mientras que los de LDL deben ser inferiores a 130.

SÍNTOMAS de la Hipercolesterolemia

Los niveles altos de colesterol en sí mismos no producen síntomas. Si la concentración es muy elevada (más de 750 miligramos por decilitro) se puede constatar agrandamiento del hígado y el bazo (hepatomegalia y esplenomegalia, respectivamente) e incluso pueden presentarse síntomas de pancreatitis.

DIAGNÓSTICO de la Hipercolesterolemia

En un análisis de sangre se determina la concentración de colesterol total y de las fracciones de LDL y HDL. Se calculan las relaciones LDL/HDL y colesterol total/HDL.

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES para la Hipercolesterolemia

El primer punto que se debe modificar es la dieta, que debe ser pobre en grasas saturadas y colesterol y debe incluir fibras (especialmente salvado de trigo) y aceites (grasas poliinsaturadas) especialmente el linoleico, ya que participa en el metabolismo del colesterol. Otros factores que colaboran son el ejercicio, dejar de fumar y bajar de peso. También existen fármacos que ayudan a disminuir los niveles de colesterol.

Ver hipercolsterolemias, hiperlipidemias.

Dr. Gustavo Castillo R. Ced. Prof. 1256736.